Historia

Historia de un clásico

Adentrarse en la historia del Golf Club Andino resulta un ejercicio apasionante. Es que son muchos años de brillante trayectoria, signados por el sacrificio de quienes tuvieron la tarea de llevar adelante su destino.

A principios del siglo pasado Mendoza era un pequeño pueblo y quienes transitaban nuestra provincia lo hacian porque era un paso obligado hacia Chile.

Los ingleses que visitaban nuestra tierra traían nuevas alternativas deportivas, pero sin embargo aquí sólo era posible practicar el fútbol. Resultaba imposible jugar al golf puesto que necesitaban canchas adecuadas y en ese entonces no existía ninguna.

En ese momento surgió la idea de conformar el Golf Club Andino, lo que se concretó en 1926. En ese mismo año se organizaba en el país la asociación de este deporte, creada por los llamados “criollos”. Esto es bastante llamativo pues tradicionalmente los clubes de golf siempre han sido fundados por ingleses.

El Golf Club Andino es una de las cinco canchas más antiguas de la Argentina. Su primer presidente fue Agustín Rossas, quien junto a Alfredo González Guiñazú, Roberto Norton (el único de origen inglés), Ángel Funes, José Leal, Pedro Guevara y Miguel Ángel Villanueva integraron la primera Comisión Directiva.

En 1933 el gobernador Ricardo Videla otorgó la concesión de terrenos en el parque General San Martín, donde finalmente se consolidó el club.